MYRIAM.jpg
MYRIAM.jpg

press to zoom
MYRIAM.jpg
MYRIAM.jpg

press to zoom
1/1

UN MILAGRO PARA UNA GAUCHA

TESTIMONIO DE UN MILAGRO SOBRENATURAL EN

LA PASTORA MYRIAM DE SARATE

Myrian de Sarate es pastora de la Iglesia Creciendo en Familia de la ciudad de Salta Argentina. Nació el 25 de Julio de 1967, en San Pedro, pero de 2 meses se fue a vivir a la colonia Santa Rosa, de Salta. Se casó con Hugo Sárate a los 17 años y tuvo 5 hijos,  Valeria, Johana, Darío, Hugo, Gabriela; cuando tenía 25 años ya había tenido ya a todos sus hijos.

 

Su vida ha sido un testimonio vivo del poder de Dios. Siendo muy joven comenzó a tener muchos problemas de salud. Primeramente comenzó a tener problemas de quistes, el cual se fue agrandando hasta el punto de tener que operarla 7 veces.

 

A los 32 años, le dio un infarto cerebral, el cuál le dejó con amnesia, medio lado paralizado y sin habla. Caía por momentos en inconsciencia y no se enteraba de lo que pasaba a su alrededor, ni reconocía a los que estaban a su lado.

 

Cuando le pasó todo esto a Myriam, su esposo Hugo Sárate, agrónomo, trabajaba administrando una finca muy grande, pero tuvo la suerte de que sus jefes eran muy buenos y le dejaban la camioneta, le pagaban el combustible, dinero y le daban permiso para cuidar a su esposa enferma y a sus hijos.

 

Le pregunté a Myrian, si se acordaba de algo que le haya sucedido durante ese proceso y me contó lo siguiente:

 

Estaba medio de mi enfermedad, yo estaba inconsciente, con amnesia, y en un momento como que volví en si, y vi a mi hijo Darío, arrodillado al pie de la cama,  orándole a Dios diciéndole ¿Señor, Por qué le paso esto a mi mamá y no me pasó a mí? Y yo me sentía presa en mi propio cuerpo de no poder levantarme abrazarlo y decirle mama ya se va a poner bien, tranquilo hijo, era imposible. No podía moverme, porque tenia la mitad de mi cuerpo paralizado, las manos dobladas y los pies doblados.

 

Por dos años estuvo en ese estado; ya los médicos la habían desahuciado, por lo que la llevaron a la casa de los padres de Hugo. Los médicos le dijeron que la tratarían en la casa un foniatra y un fisioterapeuta. Una de las cosas que a Myrian le gustaba era oír la radio con música cristiana, le ponían la radio en el oído.  Un día estaba Myrian con su hermana en la habitación y Hugo estaba viendo una película con su padre en el comedor; al terminar la película fue a la habitación y entró haciendo payaserías para levantarle el ánimo y la hermana de Myrian le hizo señas que hiciera silencio, que estaban escuchando en una radiecita al pastor Hugo Edison, Argentino, quién estaba orando y decía: “En este momento, los que están en silla de ruedas, hagan esto pero el pensó que esa no era ella, ella no estaba en silla de ruedas y continuó diciendo: Ahora Los que están postrados en cama, y el pensó: esa si es ella, siguió diciendo: Ponga su mano en el corazón, mi cuñada le puso a Myrian la mano en el corazón y oren en esta forma y ahora levántese en el nombre de Jesús. Y Mirian se levantó y se fue hasta la ventana. Hugo gritó y se desmayó; al oír el grito su padre salió corriendo y cuando entró vio el cuadrO, su nuera de pie y su hijo en el suelo.

 

Hugo dijo después Tanto oré, hasta que pude ver el milagro, ahora ¿Cómo no servirle decía, como no servirle? Dejó su profesión para servir al Señor como pastor.

 

Hoy Junto con su esposo Myriam sirve a Dios como pastores de la iglesia Creciendo en Familia en Salta argentina, hace mas de 1 año que trabajan bajo la cobertura del Ministerio Internacional Nueva Vida.